Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

REFORMAS Y NUEVA ORGANIZACIÓN DE CONTENIDOS.
SE ESTÁN HACIENDO REFORMAS DEL FORO. Gracias por vuestro interés.La Admin.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 16 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 16 Invitados :: 1 Motor de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 379 el Mar Sep 18, 2012 10:05 am.
Últimos temas
» Tema 3. Resumen. Órdenes ark XV-XVIII
Sáb Feb 25, 2017 10:35 am por cHEMINOIRE

» ¿Podría ser o quizás no?
Vie Ene 06, 2017 3:17 am por Admin

» Obsolescencia
Vie Ene 06, 2017 3:14 am por Admin

» Uno con leche
Jue Dic 29, 2016 8:54 am por Admin

» Civilizacion Griega - Optativa . Por donde anda ?
Vie Ene 15, 2016 12:18 am por Admin

» Apuntes, exámenes... de Historia Medieval
Sáb Oct 17, 2015 9:58 pm por Juan Carlos Bermudo

» ¡¡¡Si se puede!!!
Sáb Jul 04, 2015 4:22 am por Admin

» ¡¡¡Y... VOLVIENDO A CAMINAR!!!
Miér Jul 01, 2015 10:44 pm por Admin

» Tema 2. Resumen. Órdenes ark XV-XVIII
Vie Mar 20, 2015 6:15 am por Uni Kotto

Octubre 2017
LunMarMiérJueVieSábDom
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031     

Calendario Calendario

Galería


ALBUM-ENVÍOS
Navegación
 Portal
 Índice
 Miembros
 Perfil
 FAQ
 Buscar
Estadísticas
Tenemos 1674 miembros registrados.
El último usuario registrado es laura vv.

Nuestros miembros han publicado un total de 152460 mensajes en 4630 argumentos.
Sondeo
EFEMÉRIDES
Bookmarking social

Bookmarking social Digg  Bookmarking social Delicious  Bookmarking social Reddit  Bookmarking social Stumbleupon  Bookmarking social Slashdot  Bookmarking social Yahoo  Bookmarking social Google  Bookmarking social Blinklist  Bookmarking social Blogmarks  Bookmarking social Technorati  

Conserva y comparte la dirección de LA OTRA ORILLA DE HISTORIA DE LA UNED en tu sitio de bookmarking social

Conserva y comparte la dirección de TERAPIAS HOLÍSTICAS EN LA OTRA ORILLA DE LA RED. en tu sitio de bookmarking social


CLEOPATRA, LA REINA DEL NILO

Página 3 de 3. Precedente  1, 2, 3

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: CLEOPATRA, LA REINA DEL NILO

Mensaje por Bloody el Sáb Jun 18, 2011 3:26 am

Mi avatar es el de una señora con glamour, pero nada más. Además, soy vieja, fea y estoy siempre de mal humor
avatar
Bloody

Cantidad de envíos : 15025
Fecha de inscripción : 02/10/2009
Edad : 53
Localización : Pirenaica Ville

http://elrinconletrasperdidas.blogspot.com/  www.letrasperdidas.

Volver arriba Ir abajo

Re: CLEOPATRA, LA REINA DEL NILO

Mensaje por lindo gatito el Sáb Jun 18, 2011 5:01 am

Bloody escribió:Mi avatar es el de una señora con glamour, pero nada más. Además, soy vieja, fea y estoy siempre de mal humor

..... oño..... serás vieja fea y estarás siempre de mal humor (esto último puede ser jeje) pero bien que se te quedaba mirando el gafotas ehhhh y lo divina de la muerta que estabas el otro día al salir de la pelu qué..... ehhhhh!!!!!

.... bueno lo del glamour es verdad.... eso si.... hay que reconocerlo
avatar
lindo gatito

Cantidad de envíos : 2450
Fecha de inscripción : 16/10/2010
Localización : www.vaporettofashion.com

Volver arriba Ir abajo

Re: CLEOPATRA, LA REINA DEL NILO

Mensaje por marigato el Sáb Jun 18, 2011 6:59 am

LindoGatito, rica, no la lleves la contraria a Bloodita que cuando la chica dice eso por algo será Twisted Evil
avatar
marigato

Cantidad de envíos : 4779
Fecha de inscripción : 30/10/2009
Localización : Madrid

Volver arriba Ir abajo

Re: CLEOPATRA, LA REINA DEL NILO

Mensaje por Hath el Sáb Jun 18, 2011 7:02 am





es fea como ella sola...

te lo dice una que la conoce...


y tiene una mecedora, en la que maquina sus maldades...




avatar
Hath

Cantidad de envíos : 14777
Fecha de inscripción : 02/10/2009
Edad : 106
Localización : Deir el Bahari

http://www.obraporobra.com.ar/Diccionario/A.asp

Volver arriba Ir abajo

Re: CLEOPATRA, LA REINA DEL NILO

Mensaje por Bloody el Sáb Jun 18, 2011 7:08 am

Pos si tengo una mecedora, pero más que para maquinar maldades me sirve para echarme unas siestas y para achuchar a mi Aroita cuando viene a casa. Nos tapamos con la manta las dos, la cojo en brazos y que bien que estamos las dos cancerianas resabiadas.
avatar
Bloody

Cantidad de envíos : 15025
Fecha de inscripción : 02/10/2009
Edad : 53
Localización : Pirenaica Ville

http://elrinconletrasperdidas.blogspot.com/  www.letrasperdidas.

Volver arriba Ir abajo

Re: CLEOPATRA, LA REINA DEL NILO

Mensaje por Bloody el Sáb Jun 18, 2011 9:56 am

El rey de Pérgamo, Mitrídates, llegó con refuerzos a Egipto y el joven Ptolomeo le planta cara, aunque César también aprovecha para reunir un ejército y tras cinco meses de lucha y con relativa facilidad puede instalar en el trono de Egipto a su amante, a punto de darle un hijo. Y como el hábil político que siempre fue, en lugar de que ese hijo nazca con el estigma de la ilegitimidad, lo aprovecha para presentarle como el heredero al trono de Egipto y de la ilustre familia Iulia, cuyos genes se remontan a la diosa Venus, madre del troyano Eneas y abuela de Ascanio o Iulo. En Egipto se hace circular el rumor de que César es la reencarnación del dios Amón, a la par que a Cleopatra, como reina, siempre se la ha identificado con Isis. Así pues también César se convierte, como ya lo había sido Alejandro, en una especie de dios para los egipcios.
César quiere conocer el país y embarca con la reina en una lujosa falúa a lo largo del Nilo. Llegan a Heliópolis y ve las pirámides y la Esfinge y se queda asombrado con su grandeza. Llegan también hasta Assuan y a la primera catarata, pero tienen que regresar porque les llegan noticias del amotinamiento del ejército romano. Cuando llegan de nuevo a Alejandría César se entera de que Farnaces, el rey de Ponto, ha aprovechado la guerra civil para vencer a uno de sus generales. No hay unidad entre los historiadores sobre si César se marchó de Alejandría antes o después del nacimiento de su hijo, aunque lo más probable es que aguardase a saber su sexo. Cuando nace se le pone de nombre Cesarión, pequeño César. Nada más salir de la ciudad se entrevista con Antípatro, gobernador de Judea y exime a los judíos de impuestos y de servicio militar. En la batalla de Zela, cerca de Efeso, derrota al rey del Ponto y ya con la autoridad romana restablecida en Oriente, se siente más tranquilo y escribe a varios de sus amigos romanos las célebres palabras: “Veni, Vidi, Vinci”. Cuand vuelve victorioso a Roma el senado le nombra cónsul por cinco años y dictador perpetuo. Solo le resta mantener el orden en la Campania, donde Marco Antonio había fracasado. Vence sin problemas a los antiguos seguidores de Pompeyo, y le queda por dominar del todo la Hispania, bajo el poder de los hijos de su antiguo enemigo.
Para preparar la celebración de la victoria de César, la familia real egipcia es invitada a Roma, adonde llegan Cleopatra y su hermano Ptolomeo y por supuesto su hijo Cesarión. La llegada de Cleopatra causa un escándalo porque César la aloja en una de sus casas a la orilla del Tíber, y todavía Calpurnia sigue siendo su esposa legítima. A nadie se le escapa que el dictador espera convertir a la reina egipcia en su esposa con todas las de la ley.

avatar
Bloody

Cantidad de envíos : 15025
Fecha de inscripción : 02/10/2009
Edad : 53
Localización : Pirenaica Ville

http://elrinconletrasperdidas.blogspot.com/  www.letrasperdidas.

Volver arriba Ir abajo

Re: CLEOPATRA, LA REINA DEL NILO

Mensaje por lindo gatito el Sáb Jun 18, 2011 10:03 pm

Se le perdona todo mientras siga contándonos cosas sobre Cleopatra....

Cada cosa en su momento..... Twisted Evil
avatar
lindo gatito

Cantidad de envíos : 2450
Fecha de inscripción : 16/10/2010
Localización : www.vaporettofashion.com

Volver arriba Ir abajo

Re: CLEOPATRA, LA REINA DEL NILO

Mensaje por Bloody el Dom Jun 19, 2011 4:37 am

Las fiestas en honor de César duraron cuatro días durante los cuales fue declarado vencedor en la Galia, y se hizo desfilar al caudillo galo Vercingétorix por las calles de Roma y cargado de cadenas. El segundo día se celebró la victoria sobre Egipto y por las calles de Roma se llevaron efigies de Aquilas, Potino, y alegorías del Nilo, además de muchos animales exóticos. El tercer día se caracterizó la victoria sobre Farnaces del Ponto y el último día se dejó para la victoria sobre el rey de Yuba.
Pero tanto festejo no le hacía olvidar a César que todavía tenía pendiente la destrucción en Hispania de los partidarios de Pompeyo, y por eso viaja hacia el lugar y la batalla contra los hijos de su enemigo se libra en Munda, cerca de la actual Córdoba. El hijo mayor de Pompeyo muere en combate y aunque el menor consigue escapar, las fuerzas rebeldes quedan aniquiladas por completo. En ese momento de triunfo en el que César se ve dueño del mundo, tiene 56 años y aunque en general siempre ha gozado de buena salud, tiene que convivir con la epilepsia, que entonces se conocía como “la enfermedad de los dioses”, puesto que los epilépticos eran mensajeros divinos.
Cuando regresa desde Hispania a Roma el Senado le hace cónsul por diez años y dictador vitalicio, a la par que se le da el título de “imperator”, que se solía conceder a los generales victoriosos; pero él lo adopta de manera permanente y lo antepone a su nombre. No tenía hijos legítimos, por lo cual estaba pensando en la manera de legitimar a Cesarión. Mientras tanto se dedica a la tarea de reconstruir Roma, alguna de cuyas zonas habían quedado maltrechas después de la guerra civil. A los veteranos les asigna lotes de tierra en Italia y las provincias, y envía colonizadores a Hispalis, Cartago y Corinto. Trata de resolver el problema que acuciaba a Roma por el reparto gratuito de pan, porque había escapado a todo control y contribuía a aumentar la indolencia de la ciudadanía. César suprime la mitad de la distribución y eso favoreció que los pobres empezasen una nueva vida en las colonias. Para prevenir las rebeliones de esclavos obligaba a los terratenientes a emplear hombres libres en la tercera parte de sus posesiones. Y otra ley prohibía que los hombres entre 20 y 40 años pudieran estar fuera de Roma durante más de tres años, a no ser que estuviesen cumpliendo el servicio militar. Se fomentaron las Artes y la Medicina, a la par que se iniciaba la reforma del calendario romano para cambiarlo por el juliano.
César pretendía crear una nueva Alejandría y por eso planeó cambiar parte del ordenamiento urbano. Construyó un teatro al pie de la roca Tarpeya y en el Foro Julio empezó la construcción de la curia, destinada a albergar el Senado. Y estaba prevista una calzada que atravesase los Apeninos y llegase hasta el Adriático.

avatar
Bloody

Cantidad de envíos : 15025
Fecha de inscripción : 02/10/2009
Edad : 53
Localización : Pirenaica Ville

http://elrinconletrasperdidas.blogspot.com/  www.letrasperdidas.

Volver arriba Ir abajo

Re: CLEOPATRA, LA REINA DEL NILO

Mensaje por Bloody el Dom Jun 19, 2011 9:38 am

avatar
Bloody

Cantidad de envíos : 15025
Fecha de inscripción : 02/10/2009
Edad : 53
Localización : Pirenaica Ville

http://elrinconletrasperdidas.blogspot.com/  www.letrasperdidas.

Volver arriba Ir abajo

Re: CLEOPATRA, LA REINA DEL NILO

Mensaje por Bloody el Dom Jun 19, 2011 10:41 am

César se había ganado el favor del pueblo, pero había un grupo de personas que veían peligrar el ideal de la República y temían el personalismo del dictador. Durante la celebración de las Lupercales la ciudad se llena de fiestas y conmemoraciones y César preside las ceremonias sentado en su trono de oro en el foro. Alguno de sus partidarios, se dice que pudo haber sido Marco Antonio, le ofrece la corona de laurel y le ruega que la acepte. Si lo hace será como decir que aspira a ser el rey de Roma. César está a punto de hacerlo, pero como buen político toma en cuenta el pulso de la muchedumbre; y mientras unos mantienen un silencio expectante la mayoría protestan a voz en grito. Por lo tanto él de manera inteligente la rechaza. Esto no es óbice para que una parte de sus enemigos hagan correr el rumor de que pretender conseguir el título de rey. En una ocasión el Senado en pleno va a ver a César al Foro Julio, y cuando llegan ni siquiera se levanta de su trono para saludarles, lo cual los senadores toman como lo que es, un desprecio. Sin embargo le prometen la protección del Senado hasta la muerte.
Aunque sus amigos le advierten de que su vida corre peligro, él rechaza la guardia. El cabecilla de la conspiración contra Cesar era Cayo Casio, uno de los generales de Pompeyo. Otro de los componentes era Bruto, del cual muchos decían que era en realidad hijo del dictador; y en todo caso él le trataba como a un hijo. También participaban los hermanos Casca y Servo Galba. Se decidió llevar a cabo el magnicidio en los idus de marzo, cuando César acudió al Senado, porque se pensaba que iba a solicitar ser investido como rey. Sabían que él no llevaría armas ni escolta, por lo cual no tenían mayor problema en llevar a cabo el asesinato. Se pudieron luego contar en su cuerpo hasta 23 puñaladas.
¿Cómo se tomó Cleopatra la noticia de la muerte de César? Aparte del lógico pesar de perder a la persona a la que supuestamente amaba, lo más probable es que sintiese miedo, abandono e incluso ira porque ya le sería imposible sentarse en el trono junto a él.

avatar
Bloody

Cantidad de envíos : 15025
Fecha de inscripción : 02/10/2009
Edad : 53
Localización : Pirenaica Ville

http://elrinconletrasperdidas.blogspot.com/  www.letrasperdidas.

Volver arriba Ir abajo

Re: CLEOPATRA, LA REINA DEL NILO

Mensaje por marigato el Dom Jun 19, 2011 11:13 am

ayss Embarassed me acabo de copiar todos tus hilos de mayas y compañía Embarassed qué entretenidos están, más que el manual de la Uned Rolling Eyes

flores
avatar
marigato

Cantidad de envíos : 4779
Fecha de inscripción : 30/10/2009
Localización : Madrid

Volver arriba Ir abajo

Re: CLEOPATRA, LA REINA DEL NILO

Mensaje por Bloody el Dom Jun 19, 2011 8:44 pm

Bueno, yo hablo de más tonterías que el manual de la UNED y las bobadas son entretenidas. Y tú eres algo boba, ¿por qué has perdido el tiempo copiándolo? Que te odie mucho no quiere decir que no hubiese sido un placer enviártelo a tu correo en pdf. Ains, mi Marisilla, cuanto la quiero yo a ella a pesar de lo que me hace desufrí
avatar
Bloody

Cantidad de envíos : 15025
Fecha de inscripción : 02/10/2009
Edad : 53
Localización : Pirenaica Ville

http://elrinconletrasperdidas.blogspot.com/  www.letrasperdidas.

Volver arriba Ir abajo

Re: CLEOPATRA, LA REINA DEL NILO

Mensaje por marigato el Dom Jun 19, 2011 10:07 pm

abrazito
avatar
marigato

Cantidad de envíos : 4779
Fecha de inscripción : 30/10/2009
Localización : Madrid

Volver arriba Ir abajo

Re: CLEOPATRA, LA REINA DEL NILO

Mensaje por Bloody el Lun Jun 20, 2011 1:33 am

Incluso es posible que la reina temiese por su vida, pensando que los asesinos podían ir a por ella y a por su hijo. Sin embargo, los asesinos no habían ido más allá en su plan que pensar en el propio asesinato, no habían planeado qué hacer más tarde. Creían que una vez muerto el dictador volverían de inmediato los ideales republicanos como por ensalmo. Si esperaban el agradecimiento del senado, no lo tuvieron. Los senadores escaparon aterrorizados pensando que ellos podían ser los siguientes. Tampoco el pueblo respondió a lo que se esperaba de ellos. Antonio se escapó, temiendo por su vida y se encerró en su casa. Los conspiradores ocuparon el Capitolio y aunque Cicerón pidió que se convocase con urgencia al Senado, nadie le escuchó. Calpurnia la esposa legítima, recuperó el cuerpo y a su casa fue Marco Antonio a velar el cadáver. La esposa le entrega a él el testamento y todos los papeles de César y le hace depositario de su fortuna privada y del tesoro del estado. Y él lee el testamento de César ante el Senado. No se hace referencia alguna a Cesarión, sino se que nombra heredero a su sobrino nieto Octavio, al que lega las tres cuartas partes de su fortuna. A los cinco días de su muerte el cuerpo de César es llevado al Campo de Marte, donde Antonio pronuncia su célebre discurso exaltando al difunto y arrastrando por el fango a sus asesinos. Para hacerlo todo más dramático se exhibe el manto con el que fue asesinado, lleno de sangre y agujereado por las puñaladas. La multitud chilla, histérica, llorando a quien considera el Padre de la Patria.
Cleopatra no sabe bien qué hacer, pues el testamento de César la ha dejado sin mucho margen de maniobra. Octavio ha quedado como el indiscutible heredero y poco puede hacer ella en su contra. Octavio era un joven de salud delicada pero de enorme ambición, que había luchado al lado de Cesar en Hispania. Se traslada desde Apolonia, en la Iliria, donde está estudiando, hasta Roma, para recoger su herencia. Los conjurados se sienten amenazados y poco a poco van huyendo todos hacia las distintas provincias. Octavio era consciente de que ante el pueblo de Roma ahora el verdadero héroe es Marco Antonio, y él no pasa de ser un jovenzuelo desconocido que lleva la sangre de César y ahora tiene derecho a llamarse Cayo Julio César Octaviano. Al llegar a Roma muchos le juran lealtad, pero él se toma las cosas con calma. Por consejo de Antonio, Cleopatra regresa a Egipto.
avatar
Bloody

Cantidad de envíos : 15025
Fecha de inscripción : 02/10/2009
Edad : 53
Localización : Pirenaica Ville

http://elrinconletrasperdidas.blogspot.com/  www.letrasperdidas.

Volver arriba Ir abajo

Re: CLEOPATRA, LA REINA DEL NILO

Mensaje por Bloody el Lun Jun 20, 2011 7:11 am

Parece ser que Marco Antonio también tuvo, en su juventud, una época homosexual, pero en aquel momento era un mujeriego empedernido, y dado su físico, irresistible para las mujeres. En Farsalia se distinguió como un buen general, aunque era solamente eso, y nunca se distinguió ni por sus cualidades intelectuales ni tampoco políticas. Fabiro, que había sido el amanuense de César, se puso a su servicio y todo el mundo sabía que Calpurnia le había confiado la herencia de César. Cuando Octavio llega a Roma no piensa que una ruptura con el todopoderoso Antonio sea algo bueno, aunque desde el primer momento mantuvieron unas relaciones tirantes, como no podía ser de otra manera. Al principio Antonio cayó en el error de provocar a Octavio, creyéndole un joven inofensivo. Incluso se atrevió a calumniarle diciendo que su tío abuelo le había legado su fortuna porque él había sido su último amante masculino. En Roma se llega a hablar de una posible guerra civil entre los dos. Octavio también pierde los papeles y por dos veces intenta ocupar el trono de oro de César. Pero al fin ambos llegan a una especie de acuerdo porque creen que el enfrentamiento no puede traer nada bueno. Se forma un triunvirato entre Marco Antonio, Octavio y Lépido, para gobernar Italia de manera conjunta, aunque son Antonio y Lépido quienes se reparten casi todo y Octavio se queda con África. Lo primero que se proponen es una reorganización total de Roma y sus provincias. Lépido ya había sido prácticamente eclipsado por los otros dos triunviros. Antonio recibe las provincias de Macedonia, Grecia, Bitinia, Asia Menor, Siria y Cirene. Egipto, al menos nominalmente, todavía es un reino independiente. Pero Antonio quería integrar el Oriente completo en una sola unidad y llegar hasta la India, como había hecho Alejandro. Por todos los sitios que pasa es aclamado como un héroe o como el nuevo César. En aquel momento contaba con 42 años, el doble que su rival Octavio, y estaba casado con Fulvia.
En Tarso se encuentra con Cleopatra, que se presenta en todo su esplendor de reina y de mujer. Ya sabe que Antonio, en un acto de soberbia, ha adoptado el nombre de Nuevo Dionisio, que en cierta medida le viene como anillo al dedo, puesto que parece tener un amor sin límites por el vino. La reina se presenta ante él caracterizada como Venus Adyomene, recién salida de las aguas; y sus damas son gracias o nereidas. Antonio la invita a comer, pero ella declina la invitación, contestando que es la reina de Egipto quien le convida a él.
avatar
Bloody

Cantidad de envíos : 15025
Fecha de inscripción : 02/10/2009
Edad : 53
Localización : Pirenaica Ville

http://elrinconletrasperdidas.blogspot.com/  www.letrasperdidas.

Volver arriba Ir abajo

Re: CLEOPATRA, LA REINA DEL NILO

Mensaje por Hath el Lun Jun 20, 2011 7:46 am

Bloody escribió:Se forma un triunvirato entre Marco Antonio, Octavio y Lépido, para gobernar Italia de manera conjunta, aunque son Antonio y Lépido quienes se reparten casi todo y Octavio se queda con África.


el mejor cacho.... Vamos.

Darle a este engreido el granero del Imperio...

Asi acabó la prima.


Bloody escribió: En aquel momento contaba con 42 años, el doble que su rival Octavio,

S ya sabía yo que ésta iba a sacar a colación lo de la edad.
Como ella tiene complejo de agüela...

Bloody escribió: Antonio la invita a comer, pero ella declina la invitación, contestando que es la reina de Egipto quien le convida a él.


Menuda loba....


Y se lo va a comer como a Caperucita....

¿O ese fue el leñador?

Espera.... scratch


que me equivoqué de cuento.... pale


Mare mia histeria


avatar
Hath

Cantidad de envíos : 14777
Fecha de inscripción : 02/10/2009
Edad : 106
Localización : Deir el Bahari

http://www.obraporobra.com.ar/Diccionario/A.asp

Volver arriba Ir abajo

Re: CLEOPATRA, LA REINA DEL NILO

Mensaje por Bloody el Lun Jun 20, 2011 8:31 am

Ni con la Cleo dejáis de meteros conmigo. Yo es que no puedo ya. Me quitáis las ganas de vivir. Un poco de cicuta por Caridad cristiana
avatar
Bloody

Cantidad de envíos : 15025
Fecha de inscripción : 02/10/2009
Edad : 53
Localización : Pirenaica Ville

http://elrinconletrasperdidas.blogspot.com/  www.letrasperdidas.

Volver arriba Ir abajo

Re: CLEOPATRA, LA REINA DEL NILO

Mensaje por Bloody el Mar Jun 21, 2011 9:14 am

Antonio pronto quedó seducido por la reina porque él no pasaba de ser un soldado brutote y un tanto gañán, y ella era una mujer inteligente, culta y con gran don de gentes y de seducción. Y como anfitriona no tenía parangón; en una ocasión hizo colocar en el salón donde daba un banquete una alfombra hecha de rosas. Antonio estaba abrumado y literalmente loco por Cleopatra. Jamás había conocido a una mujer semejante. Por eso no es de extrañar que a ella no le costase demasiado meterle en su cama. En su relación, era Cleopatra quien se encontraba en la cima y él a sus pies en actitud de adoración.
La isla de Chipre había sido concedida por César a Ptolomeo XIV y en ese momento el gobernante era una especie de virrey egipcio, Serapión, que organiza una rebelión y es vencido por Antonio, que le manda ejecutar. Por supuesto, no tarda en ofrecerle la isla a su reina. Aunque en Oriente no escaseaban los problemas, Antonio no tenía afición a la política, se limitaba a ser un buen general y además, se encontraba tan cómodo en Alejandría que le resultaba difícil alejarse para poner fin a los dramas de alrededor. Adopta la forma de vestir griega y el idioma lo habla muy bien. Poco a poco, bajo la sombra de Cleopatra, aprende a desenvolverse con soltura en sociedad. La reina sabe que si quiere mantenerle siempre a su lado, debe esclavizarle al placer, sea éste del tipo que sea. Por eso juega con él a los dados, beben juntos y juntos se van de francachela, a veces ella disfrazada de esclava.
Fulvia, la esposa legítima, no pierde el tiempo en Roma e intenta luchar contra Octavio para que no sea un obstáculo en la carrera de su marido, aunque a éste todo le da igual mientras haraganea y pierde el tiempo en Alejandría. Pero los problemas de Judea se hacen tan agudos, que no le queda más remedio que salir de su paraíso para tratar de resolverlos. En Roma Fulvia no logra poner freno a Octavio y tiene que ir a Oriente. Se encuentra con su marido en Rodas, aunque ninguno de los dos se alegra mucho de ello. De todos modos, pasan juntos muy poco tiempo, porque Fulvia en seguida cae enferma y muere. Y Antonio aprovecha su muerte para acusarla ante Octavio de ser la instigadora de sus desencuentros, mientras él, en Oriente, nada sabía. Octavio prefiere creerle o fingirlo al menos y para sellar su amistad le propone que se case con su hermana Octavia, que al igual que él acaba de quedarse viuda. Aunque Antonio no desea casarse, accede porque no le conviene en ese momento la enemistad de Octavio. La boda se celebra y Cleopatra se siente traicionada del modo más vil, pues acaba de dar a luz a los gemelos Alejandro Helios y Cleopatra Selene, de su unión con Antonio.
avatar
Bloody

Cantidad de envíos : 15025
Fecha de inscripción : 02/10/2009
Edad : 53
Localización : Pirenaica Ville

http://elrinconletrasperdidas.blogspot.com/  www.letrasperdidas.

Volver arriba Ir abajo

Re: CLEOPATRA, LA REINA DEL NILO

Mensaje por Bloody el Miér Jul 13, 2011 4:16 am

Pero Octavio ve los matrimonios como uniones políticas tan sólo y él mismo se casa con una mujer ya viuda doblemente y que le saca bastantes años; Escribonia, tan sólo porque está emparentada con Sexto Pompeyo, el único hijo de Pompeyo que queda vivo y que mantiene el control sobre el Mediterráneo. En el año 39 a. C, los tres; Octavio, Pompeyo y Antonio firman un acuerdo mediante el cual a cambio del control de Sicilia Pompeyo se compromete a controlar los piratas que asolan el Mediterráneo. Ese mismo año Octavia tiene una hija de Antonio, que sigue entregado a los placeres del juego, las mujeres y la bebida. Pompeyo empieza a faltar al pacto firmado y Octavio piensa que tiene que acabar con él, aunque de momento se encuentra muy ocupado con sus asuntos personales, pues ha conocido a Livia Drusilla, de la familia de los Claudios, y se ha enamorado de ella, que tiene 19 años y ya está esperando su segundo hijo de su marido, Tiberio Claudio Nerón. Octavio pone fin a su unión con Escribonia y al mismo tiempo anula el matrimonio de Livia. Además ahora que debe luchar contra Pompeyo, Escribonia ya no le resulta útil. Livia es la mujer adecuada para él y su matrimonio dura toda la vida. La primera batalla contra Pompeyo resulta un desastre para Octavio, que se asocia con Agripa para intentar conseguir sus fines, y le manda como gobernador a la Galia. Antonio, entre tanto, vuelve a Oriente y hasta Corfú viaja con su esposa, que está de nuevo embarazada. Pero desde allí la envía de vuelta a Roma, poniendo precisamente su embarazo como pretexto. Octavia era la típica matrona romana y eso de ninguna manera era suficiente para Antonio, que quería a su lado otro tipo de mujer. Y por otra parte al devolver a Octavia a su hermano le está diciendo de manera subliminal que ya no le necesita y que no está bajo su tutela.
Hacía más de tres años que no veía a su amante y ahora manda a buscarla. Cleopatra sabe que no se encuentra ante un amante sentimental, sino ante un hombre egoísta que quiere satisfacer su pasión y al mismo tiempo necesita una unión política para hacerle frente a Octavio. Cleopatra va a su encuentro, pero pondrá condiciones: la primera es que Cesarión es nombrado heredero del imperio, y luego le exige que celebren un matrimonio legal aunque ella sabe que en Roma no tendrá validez. Antonio se da el título de Autocrátor, el gobernante absoluto, y se propone reponer en Egipto un imperio tan poderoso como el de antaño. Las nuevas monedas que se acuñan tiene la efigie de los dos: de Cleopatra y de Antonio.
Pasan el invierno del año 37 a. C en Antioquía, y al año siguiente ambos parten al frente de las legiones hacia Siria, aunque al llegar a la frontera de Armenia la reina da la vuelta hacia Judea, al darse cuenta de un nuevo embarazo. Allí se entrevista con Herodes, al que según el historiador Josefo, seduce. Pero en realidad esto parece poco probable, y lo que si parece cierto es que ambos monarcas llegaron a un entendimiento político y que Herodes manda escoltar a la reina hasta la ciudad de Pelusium. De allí va a Alejandría, donde a luz a su cuarto hijo; otro varón al que llama Ptolomeo Filadelfo
avatar
Bloody

Cantidad de envíos : 15025
Fecha de inscripción : 02/10/2009
Edad : 53
Localización : Pirenaica Ville

http://elrinconletrasperdidas.blogspot.com/  www.letrasperdidas.

Volver arriba Ir abajo

Re: CLEOPATRA, LA REINA DEL NILO

Mensaje por Bloody el Jue Jul 14, 2011 5:37 am

Después de la primera victoria contra los partos Antonio está decidido a seguir avanzando y piensa en atacar por sorpresa al enemigo. Pero su ejército era demasiado numeroso para pasar desapercibido y Antonio tampoco maneja bien la Logística. Además por la impaciencia de reunirse con Cleopatra antes de que llegue el invierno empieza su ataque demasiado pronto. Fracasa en el asedio a una pequeña ciudad en donde sabe que está reunida la familia real de Media y su aliado, el rey del Ponto, es hecho prisionero. Están necesitados de suministros y el hambre amenaza a las legiones, con lo cual Antonio se ve obligado a negociar con el enemigo. Al final no le queda más remedio que levantar el sitio y retirarse de manera vergonzosa.
En Egipto es Cleopatra quien sale a recibirle y se lo lleva a Alejandría para que se recupere de la derrota sufrida, porque a las pérdidas materiales y en vidas humanas se sumaba la de su reputación como estratega y general. Y para empeorarlo todo Octavio había tenido éxito en su campaña contra Sexto Pompeyo, gracias en parte a la inestimable ayuda de su lugarteniente Agripa. Con ello había ganado el favor de toda Roma. Sin embargo Lépido intenta hacerse con el poder, pero queda privado de su cargo como triunviro y ha de vivir sus últimos días en el exilio. Octavio es el dueño de Italia, de todo Occidente, de África, de Sicilia y de Cerdeña.
Aunque Pompeyo intenta llegar a acuerdos con la corte de Alejandría, Antonio lo rechaza porque todavía teme enfrentarse directamente a Octavio. Y de hecho presta barcos de la flota egipcia para luchar contra el hijo de Pompeyo, que es llevado a Mileto y ejecutado. Octavio honra por ello a Antonio con varias estatuas en el Foro y le reconoce el mismo derecho que él tenía a celebrar banquetes con su esposa y su familia en el Templo de la Concordia. Subliminalmente le está recordando que deje a Cleopatra y vuelva a Roma con su esposa, Octavia. Pero Antonio desea continuar la guerra para borrar su derrota y aprovecha que llega a Alejandría el rey del Ponto con la noticia del fin de la alianza entre Partia y Media. Propone a Antonio un acuerdo para terminar de una vez con los partos.

avatar
Bloody

Cantidad de envíos : 15025
Fecha de inscripción : 02/10/2009
Edad : 53
Localización : Pirenaica Ville

http://elrinconletrasperdidas.blogspot.com/  www.letrasperdidas.

Volver arriba Ir abajo

Re: CLEOPATRA, LA REINA DEL NILO

Mensaje por Bloody el Sáb Jul 16, 2011 11:12 pm

Pero Octavia llega a Atenas y Cleopatra teme que Antonio vaya a su encuentro, porque además es portadora de dinero y regalos de parte de su hermano. Antonio está en ese momento en Siria acompañado de Cleopatra, y le escribe a su esposa que como él está muy ocupado preparando una campaña militar, que se quede en Grecia hasta que se pueda reunir con ella. De todos modos la reina siente su posición amenazada y hace todo lo que puede por sujetar al romano a su lado. La espera es tan larga que al no recibir ningún tipo de noticias Octavia se cansa y vuelve a Roma. Y el propio hace caso de los consejos de la reina y abandona su idea de guerrear contra Siria para regresar con ella a Alejandría.
Mientras, Octavio cree que es demasiado gravoso para Roma mantener a un inmenso ejército sin hacer nada, por lo cual decide pacificar las tribus de Iliria. Y el singular Antonio sólo se preocupa de administrar el imperio e intentar solucionar los problemas con Judea.
Herodes se había casado con Marianma, de la familia de los Macabeos, y su suegra, Alejandra, se alía con Cleopatra para intentar conseguir para su hijo Aristóbulo el cargo de Sumo Sacerdote, que le convertiría en una especie de regente. Al final todo se complica de manera indeseada y el rey acaba haciendo prisioneros a su suegra y a su cuñado para evitar que huyan a Egipto en busca del apoyo de la reina. Pese a todo Cleopatra urde un plan para sacarles de la prisión en sendos sarcófagos, pero Herodes se da cuenta y lo frustra. Sin embargo, no se sabe por qué, el rey termina cediendo y nombra a Aristóbulo Sumo Sacerdote. Pero la misma noche que se celebra un banquete para conmemorar el nombramiento, Aristóbulo se ahoga en una piscina, aunque nunca se llega a demostrar que su cuñado haya tenido que ver. Alejandra está segura de que ha sido un crimen y pide venganza a Cleopatra. Esta, ya un tanto harta, deja todo en manos de Antonio, que se reúne con Herodes aunque se limita a escucharle sin llegar a hacer ninguna acusación formal contra él.
avatar
Bloody

Cantidad de envíos : 15025
Fecha de inscripción : 02/10/2009
Edad : 53
Localización : Pirenaica Ville

http://elrinconletrasperdidas.blogspot.com/  www.letrasperdidas.

Volver arriba Ir abajo

Re: CLEOPATRA, LA REINA DEL NILO

Mensaje por Bloody el Dom Jul 17, 2011 7:00 am

Aquella primavera Antonio se propone un objetivo más modesto, que es conquistar Armenia, pues su rey se había negado a acudir a Alejandría cuando fue convocado. Luego decide sellar una alianza con el rey de Media casando a su hijo Alejandro Helios con la hija del rey, que carece de descendientes varones.
En el año 34 a. C. Antonio comete la tremenda torpeza, cuando vuelve de Armenia, de celebrar el triunfo en Alejandría, algo que nunca se había hecho. Estaba insultando a Roma entera con este acto y a todos los romanos, que lo atribuyen a su unión con la reina. Si a eso sumamos que la ciudad de Alejandría siempre eclipsó un tanto a Roma, estaba ya servido el escándalo. Antonio se presentó como Dionisio y Cleopatra como Isis y Octavio se lo tomó como un desafío personal. Pero Antonio estaba dedicado a impresionar al pueblo egipcio. Cleopatra es proclamada reina de Egipto, Chipre, Libia y sur de Siria y Cesarión será su corregente. A Alejandro Helios le corresponderá Armenia y Media; ésta por su matrimonio. A Cleopatra Selene se le adjudican los territorios más allá del Eufrates. A su hermana menor Selene la Cireinaica y al pequeño Ptolomeo Filadelfo, que cuenta con dos años, se le nombra rey de Siria septentrional y Cilicia. Se acuñan monedas para conmemorar la ocasión y se envían despachos a Octavio comunicándole los cambios. El recibe la noticia con enorme enfado y la comunica al pueblo romano para que todo el mundo sepa de la traición.
Ya a inicios del año 33 a. C la alianza entre Antonio y Octavio es cada vez más débil y se culpa a la reina de ello. El historiador Floro se encarga de hacer que pase a la posteridad como una mujer maléfica y su mala fama se va agrandando con el paso de los años.
Octavio extendía su poder a la lo largo de todo el imperio y deseaba convertir a Roma en una ciudad por encima de Alejandría y de cualquier otra. Envía una carta a Antonio criticando sus últimas decisiones y éste le responde, airado, que en el fondo late el despecho de saberle con Cleopatra y despreciando a su hermana. Antonio estaba tranquilo y se sentía fuerte porque aunque Octavio había consolidado una gran flota gracias a Agripa, la marina egipcia seguía siendo la mejor del mundo, y los romanos en realidad eran marinos por necesidad, no por vocación. De hecho buscaban a sus mejores marinos y remeros entre los pueblos aliados. Sin embargo los barcos de vela egipcios llegaban casi a las mil toneladas y surcaban los mares desde Alejandría a Roma.
avatar
Bloody

Cantidad de envíos : 15025
Fecha de inscripción : 02/10/2009
Edad : 53
Localización : Pirenaica Ville

http://elrinconletrasperdidas.blogspot.com/  www.letrasperdidas.

Volver arriba Ir abajo

Re: CLEOPATRA, LA REINA DEL NILO

Mensaje por Bloody el Lun Jul 18, 2011 5:59 am

A pesar del aumento enorme de popularidad de que gozaba Octavio, todavía existía un sector de las clases elevadas a los que les costaba aceptarle y que sentían preferencia por Antonio. De hecho en el Senado se le ataca sin remilgos y él responde apareciendo en una de las sesiones acompañado de sus partidarios, que van armados hasta los dientes. Inicia un discurso atacando a Antonio y las donaciones que ha hecho a Cleopatra ya sus hijos, que él toma como un insulto personal al Senado y a todo el pueblo romano. Esta exhibición de autoridad cohíbe a sus posibles adversarios y todos se dan cuenta de que la República como tal ha llegado a su fin. Algunos senadores, comprendiendo que sus vidas podrían correr peligro, huyen de Roma.
En aquel momento Antonio y Cleopatra están en Efeso, donde se concentra el grueso del ejército en previsión de un posible ataque de Octavio. Es entonces cuando Sosio y Domicio, dos de los detractores de Octavio, llegan a Efeso acompañados de trescientos senadores fieles a Antonio. Quieren anular el voto que le priva de su dignidad consular y de triunviro, y ante esto Antonio forma en Efeso su propio senado. Pero después de la primera toma de contacto los senadores se dan cuenta de la importancia que tiene Cleopatra, no ya como esposa, sino como reina y gobernante, con lo cual no están demasiado contentos. Antonio, por su parte, se queda muy decepcionado cuando no consigue el apoyo del rey de Judea, Herodes, a quien él había considerado su amigo personal.
Los romanos empezaron a turnarse para convencer a Antonio de que la presencia de Cleopatra en Efeso estaba fuera de lugar y que era mejor su regreso a Egipto. Cleopatra tomó cartas en el asunto y habló con uno de los colaboradores de Antonio, Publio Canidio, convenciéndole de que influyese en él para que no hiciese caso de los romanos. Y ella fue quien ganó la partida, porque se quedó en Efeso. Pero esta decisión de Antonio no sentó nada bien a los romanos y además fue vital para la propaganda a favor de Octavio.
En mayo las tropas de Antonio y Cleopatra parten hacia Atenas, donde intentan captarse las simpatías de la población. En Roma Octavia, a pesar de todo, hace campaña a favor de su marido y trata de convencer a su hermano de que una ruptura definitiva no sería deseable. Pero Cleopatra quiere entrar en Roma como la esposa legítima y se congratula de que Antonio mande erigir en Atenas, de donde es ciudadano de honor, una estatua suya caracterizada como Isis, que hace colocar al lado de la suya propia, en la Acrópolis. Esto hace que Octavio solicite el divorcio en nombre de su hermana, aunque ella se niegue a secundar la demanda; pero por otra parte Cleopatra también influye en Antonio para que pida el divorcio. Octavio hace totalmente impropio al solicitar de las vírgenes vestales, custodias de todos los testamentos, que le entreguen el de su cuñado. Como ellas se niegan, lo toma por la fuerza y lo hace leer en el Senado, para convencer al pueblo de Roma de las verdaderas intenciones de Antonio.
avatar
Bloody

Cantidad de envíos : 15025
Fecha de inscripción : 02/10/2009
Edad : 53
Localización : Pirenaica Ville

http://elrinconletrasperdidas.blogspot.com/  www.letrasperdidas.

Volver arriba Ir abajo

Re: CLEOPATRA, LA REINA DEL NILO

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 3 de 3. Precedente  1, 2, 3

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.